Consejos para decorar con luces (II). Iluminación por estancias: Salón-Comedor

21 enero, 2017

Lámpara Ameba

Lámpara Ameba

Iluminación por estancias

Una casa está llena de espacios con distintas funciones y ambientes. Las fuentes de luz son un gran aliado para decorar la estancia, y hay que saber elegir qué tipo de iluminación se debe emplear para que todas las actividades sean cómodas. Al iluminar correctamente se consigue crear un espacio funcional y agradable donde sentirse a gusto en cada momento y para cada actividad.

Cada estancia necesita una iluminación específica según las actividades que en ellas se realizan.

Iluminación del Salón – Comedor

Lámpara Flamingo

Lámpara Flamingo

Una de las zonas con las que hay que cuidar más la iluminación es el salón comedor.

Se debe tener en cuenta la función de cada luminaria, sin olvidar la decoración y el estilo del espacio. La mayor dificultad para iluminar esta zona es que se realizan muchas actividades: es un lugar de reunión en torno al sofá o la mesa con amigos y familia, también puede ser un lugar de trabajo, lectura o estudio, de relax, para ver televisión o escuchar música…, y se necesita una iluminación adecuada para cada una. Por eso, se debe tratar de que la luz sea la adecuada para cada uno de esas funciones creando un ambiente confortable. Lo primero que hay que tener en cuenta la distribución del espacio, la situación de los puntos de luz y las funciones a realizar.

Para lograr un ambiente confortable y adecuadamente iluminado se debe elegir la tipología correcta de luminarias para conseguir calidez, y es aconsejable que sea y regulable en intensidad.

La mejor manera de iluminar la sala de estar es mediante una lámpara de techo de luz general tipo plafón que equilibre los contrastes de luz y sombra del resto de fuentes de iluminación de la estancia, y proporcione una luz ambiental acogedora.

Para conseguir una iluminación general se debe utilizar lámparas de pie con bombillas de alta potencia con pantallas que orienten la luz hacia el techo, para iluminar las paredes y el techo. Si las lámparas son dimerables (que regulan la intensidad de la luz) es mucho mejor. Para lograr una iluminación general suave una buena opción es utilizar una cornisa o balda en todo el perímetro de la sala de estar o sólo en la pared del sofá, unos 25 cm. debajo de la línea del techo e instalar una línea de tubos fluorescentes o luces LED cálidas, en la misma. Esto además dará el efecto de que el techo es más alto.

Iluminación perimetral

Iluminación perimetral

Para la zona de la tele, donde además es la zona de relax, debemos utilizar lámparas de luz suave cerca o detrás del televisor y lámparas de luz difusa.

Si queremos una zona de lectura, hay que utilizar una lámpara de lectura con brazo y luz directa, con un haz de luz concentrado en un área limitada.

Para las zonas de almacenaje o para destacar objetos de decoración o cuadros, utilizar focos de luz directa y orientable enfocada hacia la misma para poder localizar fácilmente lo que se necesite.

Para la zona de comedor, anexa o dentro del cuarto de estar, la mesa es el principal elemento a iluminar, utilizando lámparas colgantes de luz directa situada a 70/75 cm. de la mesa para concentrar la iluminación en los platos sin deslumbrar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*